Mima la piel de tus clientas con Radiofrecuencia

Ya hace años que todos sabemos que la radiofrecuencia se ha revelado como uno de los métodos más eficaces y controlables, que permite aplicaciones en el campo estético con óptimos resultados.

Es una técnica con acción rejuvenecedora que remodela y estructura el cutis, encontrándose las zonas más tratadas: cara cuello, brazos, abdomen, glúteos y piernas.

Es una de las técnicas más seguras para la salud que se conocen en la actualidad, hasta tal punto que muchos la califican como la nueva forma de hacer lifting facial sin cirugía.  Es indolora, efectiva y no necesita cuidados específicos una vez se han realizado las diferentes sesiones, puesto que no requiere  paso por el quirófano.

Puede combinarse con otras técnicas que ayuden a mejorar aún más la piel.

La piel es una membrana semipermeable que impide, de forma natural, la entrada de productos desde el exterior hacia el interior del organismo. Por este motivo, la introducción manual de producto es dificultosa y escasa para obtener resultados.

 La radiofrecuencia  provoca un calentamiento en ambos lados de la piel produciendo el fenómeno de electroósmosis, que favorece su permeabilización, logrando una gran penetración de producto cosmético durante el paso del aplicador.

La función principal de este calor es estimular la piel aumentando el flujo sanguíneo y favorecer la producción de nuevo colágeno, logrando dar turgencia a los tejidos, disminuir arrugas y mejorar su calidad

La radiofrecuencia puede aplicarse en cualquier parte del cuerpo y con cualquier tipo de piel, desde las negras y bronceadas hasta las más blancas.

A nivel facial se puede trabajar:

Arrugas en general

Rictus marcados

Patas de gallo

Bolsas de ojos

Ojeras

Cuello y escote

Líneas de expresión

Flacidez (incluyendo párpados)

Mala circulación

Cicatrices

Acné

Milium

Manchas

Labios

Otras imperfecciones cutáneas

A nivel corporal:

Se utiliza para combatir la celulitis, la grasa localizada y la flacidez. Define la figura, reafirma y también es eficaz para reducir las estrías. La radiofrecuencia favorece el drenaje linfático natural del cuerpo, eliminando más rápidamente líquidos y toxinas.

Existe diversidad de Equipos de  radiofrecuencia facial y corporal. Con todos se obtienen buenos resultados. Los resultados van a depender de gran variedad de factores, como la frecuencia, la potencia, el tamaño de los electrodos y por último el estado de la piel de los clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *